Un proyecto del rubro indumentaria, donde se trabajo desde el naming, luego se pensó en la comunicación institucional desde donde se quería abordar al cliente, hasta pensar en el sistema de impresión principal en que se iban a desarrollar los productos de esta marca.
Código Propio, es sinónimo de indumentaria con un lenguaje que solo aquel que se encuentra con una prenda de la marca, comprende a la perfección el mensaje, sin necesidad de hacer caso al contexto que le precede.
La prenda principal con la que se lanzaron al mercado fueron las remeras y los diseños pensados a una sola tinta, hace que el mensaje se lea a la perfección y se ejecute con precisión en el sistema de serigrafía.